Una mente maravillosa

Aunque la clara tendencia en publicidad es la de simplificar los mensajes, hay quien se atreve a desafiar esta máxima y …hacer todo lo contrario.

En este anuncio exterior en el SoHo de New York, escrito sobre una pared, se ha ido construyendo una larguísima formula matemática, y se dirigía a los espectadores a una web, pizarra gigante, para resolverla.

Cuando lo he visto, me ha recordado a las interminables fórmulas que se exhibían en la película Una mente maravillosa, que relataba la genialidad y el drama del matemático Nash (Nobel, 1994) con una fulgurante carrera hasta que la esquizofrenia lo alejó de su trabajo durante décadas.

Esta osadía de retar la inteligencia del consumidor no son las fórmulas de Nash, sino la última campaña exterior de la empresa química Dow.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: