Provocación

La provocación ha sido y es un elemento intrínsecamente unido a la publicidad, aunque provocar gratuitamente en comunicación no es sinónimo de éxito.

Sin embargo existe un tipo de provocación inteligente, brillante que consigue sin lugar a dudas excelentes resultados, impacta, emociona y añade valor y recuerdo a la marca.

Y ese es el caso de la campaña que hoy ilustra este post. Una acción de ambient marketing, realizada en Túnez en vísperas de las elecciones generales, posteriores a la Revolución del Jazmín.  En medio del proceso electoral que vive el país una de las fachadas de los edificios principales apareció forrada completamente con una lona que mostraba una imagen gigante del derrocado dictador, Ben Ali. La reacción de la gente que pasaba por allí no se hace esperar. Comienza con comentarios airados que terminan en una reacción mucho más violenta para arrancar la lona. Aquí aparece la provocación inteligente. Justo debajo de esa gigantesca lona, aparece otra en la que se invita a los ciudadanos a votar. En este caso los creativos responsables de esta campaña han conseguido recrear de forma magistral el verdadero sentido de la reciente revolución tunecina: poner de manifiesto la necesidad de ratificar la democracia a través de la participación y el voto de los ciudadanos.  
 
Inspirador, conmovedor y sobre todo brillante.
 
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: