¿Repetimos? Sí, gracias

Aunque se sofistiquen los mensajes publicitarios, utilicemos nuevos canales de comunicación, optemos por el mensaje emocional frente al comercial, algunos recursos del discurso publicitario siguen siendo los mismos.

La repetición es un clarísimo ejemplo. Grandes gurús de la publicidad, como David Ogilvy, decían que no se puede dar la lata a la gente para que compre un producto. Sin embargo, lo que parece claro es que la repetición, que puede producir hastío, beneficia en gran medida los niveles de recuerdo del publico que nos ve o nos escucha.

Basta pensar en las campañas publicitarias del turrón, de alguna famosa marca de postres como las natillas o en alguna otra con creatividad revisada y algo más cómica, como el vídeo de hoy.

Hasta podría verse en los contenidos virales este componente retórico que es la repetición. Sin embargo en ese caso, la viralidad cuenta con un ingrediente extra que es el entusiamo con el que se comparte la información.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: