El efecto Wouaaaah

Reitero lo que decía hace un par de días sobre los vínculos emocionales con las marcas. Está claro que no hay nada como llegar al corazoncito del consumidor.

Hay marcas, como NIVEA, que deciden regalar a sus consumidoras experiencias inolvidables. Su mensaje es claro: déjate querer, del resto nos encargamos nosotros.

¿Quién no ha soñado con que le mimen?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: