¿En bolsa o en botella?

Aunque parezca extraña la pregunta, en países como en El Salvador, cuando alguien consume una Coca-Cola, en muchos casos lo hace en una bolsa. ¿Por qué? Para no pagar el coste extra del envase retornable. A menudo, esas bolsas ni siquiera son aptas para el uso alimentario.

Éste es un magnífico ejemplo de cómo convertir la debilidad en beneficio y añadirle valor. Coca-Cola decidió no perder una parte indiscutible de su imagen de marca y diseñó unas bolsas biodegradables en las que se podía beber Coca-Cola y que tenían la forma de la mítica botella. La idea pudo posteriormente exportarse a más países con una problemática similar. Excelente acción de branding, muy ejemplar para reflexionar sobre cómo adaptarse con éxito a las particularidades locales en la venta de productos internacionales de mass market.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: