¿Qué harías por mí? Delite-o-matic

Esta acción ha circulado como la espuma por las redes sociales y los blogs de publicidad y comunicación, pero he querido compartirlo hoy aquí para demostrar que dentro de la profesión existen auténticos clásicos, que nunca fallan. Basta unir lo gratuito con una experiencia: el éxito está asegurado. En este caso, para conseguir un snack había que superar la prueba que decidiese la máquina expendedora.

Esquema clásico, pero que divierte, emociona y crea una experiencia para el consumidor. La clave del éxito de cualquier marca hoy en día.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: