El libro que no podía esperar

Excelente y precioso concepto creado para un libro impreso, un sector que en estos tiempos tecnológicos está de capa caída.

Sigue funcionando la técnica de generar más expectación ante el producto efímero, la edición limitada o como en este caso, un libro que al contacto con la luz va perdiendo el texto que tiene impreso, un producto que se autorecicla.

Impreso con tintas especiales, el libro que no puede esperar va perdiendo parte de su contenido al contacto con la luz y transcurridos dos meses desaparece completamente. El resultado es un libro que se recicla y que no acumula polvo en una estantería.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: