#soloquieroquemequieran

Cuando decimos que lo que verdaderamente vende son las experiencias de compra, nos referimos al valor emocional añadido que aporta la marca o la propia compra. Las grandes marcas hace tiempo que se subieron a ese carro (más aún si cabe con la llegada del marketing 2.0), pero ¿y el resto de las marcas?

Para demostrar que ser una lovemark (Kevin Roberts, Saatchi & Saatchi) es una actitud fundamentalmente, os dejo este post, donde comprobaréis que el comprador en realidad lo que quiere no es que le vendan, sino que le quieran. Una marca emocional se puede ser de una forma sencilla y sin formar parte de una gran multinacional.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: