Citius, altius, fortius. Comunica y empatiza

Conseguir un nivel aceptable de empatía con el consumidor, hasta el punto de generar en ellos una experiencia real (en este caso el riesgo de enfermedades cardiovasculares provocadas por un estilo de vida sedentario) a través de la creatividad, es una tarea difícil.

En las conversaciones que mantenemos en persona, existe una hormona, la oxitocina, que se genera precisamente cuando entre dos personas “contactan”. En publicidad no existe esta conexión extra de hormonas, y es necesario que el mensaje se transforme para mostrar una experiencia real al consumidor y genere esa vinculación.

De esta forma en Canadá bajo el claim “Que nadie llame a esto un hogar” The Salvation Army (asociación benéfica cristiana canadiense) logró reclamar la dignidad para los sin techo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: