La primera botella que además también se escucha

Hoy quería compartir con vosotros una acción que de una manera minuciosa, artesanal y casi “preciosista” plantea nuevas formas de creatividad. ¿Y si los botellines de cerveza además de saborearse, acariciarse o disfrutarse, pudiesen ser un vinilo de coleccionista con melodía propia?

En esa creatividad arrebatadora, en estado puro, reside la diferencia que cautiva al consumidor. Conmigo ya lo han hecho estos chicos de Beck’s y su edición especial dedicada a Edison. Personalidad, talento y mucha muchísima sensibilidad. Disfrutadlo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: