Historias que nunca te contaron sobre la publicidad molesta pero eficaz

¿Por qué nos empeñamos en pensar que cuánto más molestemos al cliente y lo interrumpamos, más fácil será captar su atención y lograr una atenta escucha? Nada más alejado de la realidad. Al ser humano le desagrada la interrupción, y por ende uno de los tipos de publicidad más odiados deberían ser los molestos pop-ups. Sin embargo ahí están, perviven como muestra viva de la agresividad comercial de miles de marcas y las estadísticas dicen que tienen un 49% más de notoriedad frente a cualquier otro tipo de publicidad digital. Y, señores, para qué engañarnos, es muy complicado contradecir y luchar con los números.

En cualquier caso y si hablamos de números, habría que cuantificar el índice de hastío producido por piezas publicitarias de este tipo. Es lógico pensar, que un consumidor irritado es todo lo contrario a un consumidor susceptible de convertirse en nuestro cliente. Sin embargo, el recuerdo (en gran parte por la experiencia negativa) es mayor y esto hace que nos planteemos si una publicidad molesta es por tanto más eficaz. Al respecto The Marketoonist tiene algo que decir y aquí va una de sus (siempre) fantásticas ilustraciones. Disfrutadla y haced memoria de esas marcas, que aún recordáis bien, aunque haya sido por su insoportable insistencia.

pop up ads

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: