La publicidad exterior no ha muerto. Música, maestro.

¿Quién dijo que la publicidad exterior había muerto? Acciones de street marketing claramente tácticas son las estrellas. Os dejo un ejemplo que me ha parecido entrañable: Budapest Festival Orchestra. Ante el descenso de público asistente a los conciertos de la orquesta de la capital húngara, se planteó una acción meramente táctica para recuperar el interés de los más jóvenes por un arte nacional, que ha sido a su vez herencia europea.

Un descuento en la próxima entrada (hasta ahí todo normal, tirando a anodino) tras haber dirigido en tiempo real una orquesta a golpe de móvil frente a un mupi. Una manera de plantear una experiencia única al consumidor, divertirle y además facilitar alcanzar un resultado de negocio. Los artífices de este relato, los chicos de Isobar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: