Todo es un error, hasta que llegan virales como éste

Todo puede ser un error, hasta que de repente funciona. El proceso de trabajo no consiste en evitar los errores, sino en procesarlos y atreverse a innovar, a buscar alternativas que verdaderamente vayan bien. En esta línea, este blog es un repositorio de acciones que han pretendido cambiar hojas de ruta establecidas, que se han atrevido a dar una vuelta a las cosas, al statu quo y ofrecer una nueva manera de ver el mundo y de provocar que la comunidad se involucre en asuntos que pertenecen a todos.

Hoy quería traeros en qué se ha convertido el Open de Tennis de Brasil: un nuevo formato publicitario para las buenas causas como el abandono animal. Perros recoge-pelotas capaces de cautivar el corazón de cualquier espectador. Hay posts, como el de hoy, en el que -muy a mi pesar- sobran las palabras. Es preferible ver un pequeño clip de cómo fue posible aumentar la sensibilización de la población ante un problema exponencialmente creciente (y si se hace a través de un viral, aún más).

Viva la marca humana

Cuando reflexionamos sobre el poder de una marca, muchas veces hacemos referencia a la relevancia del relato y la capacidad de asociar la marca a historias y vivencias. Volvo va mucho más allá. Logra lanzar un mensaje de marca transparente, responsable, con un valor intangible irrefutable: el de las personas (de todo el mundo) que hacen posible la marca.

Un homenaje a sus trabajadores de más de 50 nacionalidades en un solo spot. La humanización de la marca está aquí y no es el futuro, es el presente. Corporaciones que apuestan por la diversidad como elemento diferenciador que las convertirá en empresas más sostenibles en el tiempo.

 

¿Triki imagen de iPhone? Más que posible

En esta semana en la que muchos comienzan unas merecidas vacaciones, comparto con vosotros una pieza muy tierna, sencilla y con un uso inteligente del montaje audiovisual. Triki, el monstruo de las galletas, que muchos recordamos de nuestra más tierna infancia, dispuesto a cocinar galletas, con el nuevo iPhone 6S.

Disfrutadlo (no solo la ejecución sino la música de Jim Croce) y saboread las cookies.